Si hace años una empresa podía optar o no por la digitalización, actualmente se ha convertido en un pilar imprescindible para mantener el funcionamiento y el crecimiento de las empresas. ¿Pero cuándo podemos empezar a hablar de digitalización? Cuando una empresa empieza a hacer uso de la tecnología digital para cambiar su modelo de negocio y se encamina a la producción de nuevas oportunidades para generar valor.

La digitalización de las empresas permite depender de la menor cantidad de mano de obra posible, y depender más de procesos tecnológicos y automatizados. Las tecnologías digitales han reconfigurado todo el panorama empresarial, pasando de la tecnología analógica tradicional a la digital. Los datos ya no se almacenan en ningún dispositivo de almacenamiento, sino en la nube, lo que garantiza una mejor seguridad en el guardado de los datos. Al disponer de este método de almacenamiento, se evita la pérdida de información y se consigue generar copias de seguridad de los datos de forma automática.

Para entender mejor la digitalización, solamente hay que mirarlo desde el punto de vista de los consumidores. Si comparamos como compraba un cliente hace 20 años y como compra a día de hoy, nos damos cuenta que estamos hablando de dos panoramas completamente diferentes. El aumento cada vez más creciente de las compras online conlleva a que cada empresa tenga que adaptar su infraestructura a la tecnología digital, para que los clientes puedan encontrar su empresa y por consiguiente ponerse en contacto con ella de la forma más fácil posible. Antes de hacer cualquier compra, la mayoría de los clientes hacen una búsqueda detallada sobre la existencia de esa empresa a la que quieren hacer el pedido, y por ello, en caso que no obtengan ningún resultado en su búsqueda, puede ser un motivo suficiente por decantarse en realizar la compra a otra empresa competidora.

Ventajas de la digitalización
Análisis de datos

Ventajas de la digitalización de las empresas

Ya hemos señalado que la digitalización es un procedimiento imprescindible para que las empresas puedan mantenerse competitivas a día de hoy. Las principales ventajas de la digitalización en el ámbito empresarial son las siguientes: mayor eficacia en todos los ámbitos económicos, reducción de errores humanos, almacenamiento de datos de forma más segura y costes operativos más reducidos. Además, la transformación digital ayuda con la optimización de los procesos mediante la introducción de herramientas especialmente adaptadas a las necesidades de cada compañía. De esta manera, se podrá realizar las tareas de la mejor manera posible, dejando todo el trabajo pesado a las máquinas y al software.

La digitalización va más allá de modernizar todos los ámbitos empresariales; es una transformación profunda de los negocios. Implica la optimización de los diferentes procesos comerciales, aumenta la productividad de la empresa y mejora, por consiguiente, la satisfacción de los clientes. La creación de una interacción más cómoda y rápida entre cliente y empresa, mejora el grado de interacción y conocimiento del consumidor con nuestra marca. Además, también simplifica la interacción entre diferentes empresas, ya que permite ponernos en contacto con empresas de cualquier parte del mundo que puedan ofrecer algún valor productivo para nosotros.

importancia de la digitalización
Conexión mundial

La importancia de la digitalización

Cada vez son más los ejecutivos y fundadores de empresas que se dan cuenta que la digitalización ha llegado para quedarse, y el que no quiera adaptarse a ella puede estar destinado a quedarse fuera del mercado. Debe ser aceptado por todas las empresas, desde las más pequeñas hasta las más grandes, y cada empresa debe plantearse su propia estrategia para llevarla a cabo. Aquellas empresas que a día de hoy no tengan como objetivo la transformación digital de su negocio, se verán gravemente perjudicadas en los próximos años, pudiendo quedarse fuera del mercado bajo la presión de aquellas que sí se han adaptado.

Al adoptar por completo la tecnología digital, los clientes ahora están utilizando la web y las aplicaciones móviles para encontrar cualquier información que deseen, cuando la deseen. Y por ello, es fundamental que las empresas estén al corriente de los nuevos cambios digitales y se adapten conforme a ello.

Más lejos de la realidad, muchas empresas piensan que optar por la digitalización o transformación digital supone costes excesivos que no pueden ser capaces de asumir. Sin embargo, el crecimiento cada vez más grande de herramientas y personal calificado ayuda a que la digitalización sea un proceso no muy costoso y dependa del tamaño de su empresa y de sus objetivos. Además, debe ser consciente que la tecnología puede ayudarlo a encontrar nuevas vías de negocio y detectar oportunidades valiosas dentro de sus propios resultados. Y esta combinación es la que afectará positivamente sus inversiones y justificará los costos de la actualización.