Trabajar con el proveedor adecuado es una de las primeras decisiones que hay que tomar durante el desarrollo de un negocio. Los proveedores representan una de las partes más importantes del mismo, ya que son los responsables de que nuestros stocks lleguen a tiempo, tengan el precio correcto y que tengan la calidad que deseamos para nuestra empresa.

encontrar proveedores baratos
Negociación de productos

Qué significa la palabra proveedor y tipos de proveedores

A grandes rasgos, un proveedor es una persona o empresa que provee con productos o servicios a otra persona o empresa. Hay muchos tipos de proveedores, pero destacamos principalmente los siguientes:

Fabricantes

Un fabricante es aquella empresa que fabrica un producto y lo comercializa directamente con el cliente final, el mayorista, o un minorista. Mayormente, los fabricantes suelen vender únicamente por cantidades mínimas de pedido, aunque hay otros que se puede comprar la cantidad deseada independientemente de si es mucha o poca. Pero normalmente, al haber pedido mínimo, se necesita una inversión financiera significativa para comprar a los fabricantes, pero eso también conlleva que se pueda comprar un coste por producto a un precio menor que si se comprase de forma unitaria.

Mayoristas y minorista

Un mayorista o un minorista compran directamente al fabricante en grandes unidades y a precios bajos, y los revenden al consumidor final en pocas unidades y a precios más altos, ganándose así el beneficio restante entre el precio de venta y el precio de compra. 

Como encontrar el proveedor adecuado

Anteriormente, buscar proveedores era complicado, pero eso cambió con la llegada de la digitalización. Actualmente, la forma más rápida de buscar proveedores es haciendo uso del buscador más famoso de internet, Google, donde hay miles de webs de proveedores. En Google podemos buscar y encontrar cualquier tipo de proveedor relacionado con cualquier tipo de producto. Es tan fácil como poner el nombre del proveedor que necesitamos e ir revisando página por página hasta encontrarlo. Muchos, además, tienen un sitio web especializado, por lo que podemos visitar su web para conocer más al detalle sobre como son y su actividad, para así asegurarnos si se adaptan a nuestras necesidades.

No obstante, el problema de Google es que en ella encontramos webs de todo el mundo, y no sabemos cuales son fiables y cuales no, así como tampoco sabemos muchas veces si los proveedores que hay cumplen con ciertos estándares de calidad o no. En este sentido, hay que tener cuidado, ya que hay una gran cantidad de proveedores chinos que pueden acabar dañando la reputación de nuestra marca. Y por eso, otra alternativa para buscar proveedores es mediante ferias. Las Ferias Comerciales son eventos que normalmente se celebran una única vez en todo el año. Todas las grandes empresas del mundo acuden cada año en diferentes ferias comerciales, ya que son sitios que acuden miles de personas juntas en busca de productos y proveedores, y es una muy buena manera de darse a conocer y generar publicidad. Existen dos tipos de ferias comerciales, las ferias comerciales físicas, o tradicionales, y las ferias comerciales online:

· Feria comercial física: También llamado como feria tradicional, son las ferias que se organizan físicamente en algún local, industria o cualquier otro sitio, donde acuden los asistentes físicamente a ver y enseñar sus productos. Es una buena opción sobre todo si lo que queremos es encontrar únicamente proveedores de España. Se caracterizan en que normalmente se hace una única vez al año, y no se vuelve a repetir hasta el año siguiente.

· Feria comercial online: Tal como Swintfair, es una nueva forma de feria que se ha creado a raíz de la digitalización, y reúne a los asistentes sin necesidad de que se desplacen al sitio en persona. Simplemente se deben conectar a la web online y allí podrán visualizar todo el contenido de su interés. Se caracteriza en que, a diferencia de la feria comercial física, estas no se hacen una vez al año, sino que se puede visitar siempre la web. Bien es cierto que en épocas puntas del año se pueden organizar diferentes eventos, pero eso no quita que durante el resto del año no se pueda visualizar el contenido de la web.

Por último, otras formas de buscar proveedores pueden ser mediante revistas comerciales, foros en línea o el boca a boca. Cabe matizar que los foros en línea se asemejan en gran medida a la técnica de boca a boca, ya que nos permite preguntar a diferentes usuarios sobre su conocimiento o experiencias con otros proveedores, y así poder conocer distintas valoraciones que nos hará decantar por unos u otros.

buscar proveedores
Contactar a proveedores

Cómo contactar proveedores y preguntas a hacer

Una vez hayamos buscado y analizado la lista de proveedores, y nos hayamos decantado por aquel que más se asemeja a nuestras necesidades, debemos contactarlo. Hay diferentes formas de contactar, ya sea por correo electrónico, llamando o acercándonos a sus instalaciones si están cerca. La mejor forma de establecer una buena relación de cliente proveedor es siendo honesto con aquello que buscamos, para que así nos brinde propuesta adecuada y podamos ir encaminados a buscar el mejor producto y la mejor experiencia para nuestra empresa.

Entre las diferentes preguntas que podemos hacer, están principalmente los siguientes: antecedentes de la empresa, productos que comercializan, opciones de envíos, servicio de atención al cliente, si existe un pedido mínimo, y, por último, y no menos importante, si existen políticas de devolución o reembolso.

También podemos preguntar por obtener una muestra del producto, ya que si no lo conocemos es una buena idea para ver, tocar y saber realmente como es el producto.  Así estaremos seguros sobre la calidad del mismo, el envío y otros aspectos del producto que el proveedor puede no habernos comentado previamente. Generalmente se suele pedir precios mucho más caros por la muestra, pero se aconseja aceptarla para así estar más seguros de aquel producto que posiblemente acabaremos comercializando posteriormente.

Cabe destacar que tener un trato cordial y duradero con los proveedores es una excelente forma de mantener el negocio a largo plazo. Si el proveedor se adapta a nuestras necesidades, debemos hacer lo posible para estar ambos contentos y poder así trabajar con perspectiva de futuro. Aquellas empresas que cambian de proveedores constantemente tienen más posibilidades de acabar dañando el producto y que el cliente final lo acabe percibiendo. Y es por eso que mantener una relación constante con el cliente es fundamental para nuestro negocio.